Tianguis y Mercados Orgánicos Locales

Home  /  Tianguis y Mercados Orgánicos Locales

Desde hace algunos años, con base en un creciente interés en la alimentación sana y alternativas de consumo responsable a lo largo de México, se han integrado distintos espacios de comercialización directa (tianguis o mercados) donde agricultores y procesadores de alimentos ecológicos de una determinada localidad pueden ofrecer sus productos a consumidores informados y responsables que valoran la labor ambiental de la agricultura orgánica. Guadalajara, Oaxaca, Xalapa y Texcoco fueron las primeras localidades del país en desarrollar espacios de este tipo, sin embargo hoy suman más de 50 iniciativas de Tianguis y Mercados Orgánicos y/o alternativos a nivel nacional.

Cada uno de estos espacios tiene características únicas y han nacido a partir de distintas razones, por lo que en algunos casos más que en otros se vigila la integridad orgánica de los productos que ahí se comercializan. Existen casos de mercados alternativos donde el proyecto surge con los planteamientos de la economía solidaria y la producción orgánica llega a tomar un papel secundario en la planeación general. Por el contrario, existen casos donde la producción orgánica es una parte fundamental del proyecto y esto se deja ver en el desarrollo de Comités Locales de Certificación Orgánica Participativa (ver Certificación Participativa) que orientan a los productores involucrados en el mercado hacia mejores prácticas agrícolas.  En estos Tianguis y Mercados Orgánicos Locales, los consumidores podemos adquirir productos sanos y libres de plaguicidas químicos, al tiempo que apoyamos económicamente la labor de aquellos productores que se encargan de rotar cultivos, hacer composta, realizar labores de captación de agua pluvial, y conservar la diversidad de semillas.

Las funciones y beneficios de este tipo de mercado incluyen:

  1. Ofertar alimentos sanos a precios justos.
  2. Brindar espacios de comercialización a pequeños productores responsables.
  3. Dar a conocer la filosofía de la agricultura orgánica.
  4. Vincular a la población urbana y rural.
  5. Estimular el consumo local de productos orgánicos.
  6. Promover el patrimonio biocultural de México.
  7. Minimizar el impacto ecológico en la comercialización de alimento a través del ahorro en transporte, empaque y distribución de los productos.
  8. Ofertar espacios para la convivencia y el desarrollo de actividades culturales y de divulgación científica.